Make your own free website on Tripod.com

EPIDERMIS

Las células epidérmicas forman una capa continua sobre la superficie del cuerpo de la planta en estadio primario, y presentan características especiales relacionadas con su posición superficial. La mayoría de las células epidérmicas son de diversas formas pero usualmente son tabulares. Otras células epidérmicas son las células oclusivas de los estomas y varios pelos o tricomas, incluyendo los pelos radicales. La epidermis puede contener células secretoras y esclerenquimáticas. La característica más importante de las células epidérmicas de las partes aéreas de las plantas es la presencia de la cutícula en la pared externa. La epidermis protege mecánicamente y también interviene en la limitación de la transpiración y la aireación. En los tallos y raíces de crecimiento secundario

PARENQUIMA

Forman tejidos continuos en el córtex del tallo, en la raíz y en el mesófilo de las hojas. Se presenta también como cordones verticales y radiales en los tejidos vasculares. Son de origen primario en el córtex, la médula y las hojas y primarias y secundarias en los tejidos vasculares. Son esencialmente células vivas capaces de crecer y dividirse. Son de formas variadas, a menudo poliédricas, pero pueden ser estrelladas o muy alargadas. Sus paredes son ordinariamente primarias pero también pueden presentar paredes secundarias. Al parénquima le incumbe la fotosíntesis, el almacenamiento de distintas sustancias, la cicatrización de las heridas y origen de ciertas estructuras adventicias, también pueden especializarse como estructuras secretoras o excretoras.

COLENQUIMA

Las células colenquimáticas se presentan en cordones o cilindros cerca de la superficie de la corteza en tallos y pecíolos y a lo largo de las venas de las hojas. El colénquima es un tejido vivo estrechamente relacionado con el parénquima; de hecho se le considera ordinariamente como un tipo de parénquima especializado como células de sostén en órganos jóvenes. La forma de las células varía desde prismática corta a la muy alargada, el rasgo más característico es la presencia de paredes primarias desigualmente engrosadas.

ESCLERENQUIMA

 Las células esclerenquimáticas pueden formar masas continuas o presentarse en pequeños grupos o individualmente entre otras células. Pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo de la planta, primario o secundario. Constituyen el tejido de sostén de las partes vegetales ya desarrolladas. Las células esclerenquimáticas tienen paredes celulares gruesas, secundarias y a menudo lignificadas, y en la madurez carecen de protoplastos. Se distinguen dos formas de células: esclereidas y fibras. Las esclereidas pueden variar de forma desde la poliédrica hasta la alargada y a menudo ramificada. Las fibras son células generalmente largas y delgadas.

XILEMA

Las células del xilema forman un tejido estructural y funcionalmente complejo, el cual, asociado al floema, se extiende de manera continua por todo el cuerpo de la planta. Tiene por misión la conducción de agua, almacenamiento y soporte: Puede ser de origen primario y secundario. Las células conductoras de agua son las traqueidas y los miembros de los vasos; estos miembros están unidos por los extremos formando los vasos. El almacenamiento se presenta en células parenquimáticas que se disponen en filas verticales y también en disposición radial en el xilema.

FLOEMA

Las células del floema constituyen un tejido complejo, que presenta a todo lo largo de la planta junto con el xilema, pudiendo ser de origen primario o secundario. Tiene por misión el transporte y almacenamiento de sustancias nutritivas y posee también elementos de sostén. Las principales células conductoras son las células cribosas y los miembros de tubos cribosos, ambos anulados en la madurez. Los miembros de tubos cribosos están unidos unos a otros por los extremos formando los tubos cribosos y están asociados con células parenquimáticas, las células acompañantes o anexas. Otras células parenquimáticas del floema se encuentran en hileras verticales. El floema secundario contiene parénquima en disposición radial. Las células de sostén son fibras y esclereidas.

PERIDERMIS

Reemplaza a la epidermis en órganos con tejido secundario, esta formado por felógeno, felodermis y tejido de corcho o suberoso, este ultimo está formado por células ordinariamente de forma tabular, dispuestas de manera compacta, carecen de protoplasto al madurar y sus paredes están impregnadas de suberinas, se origina a partir de epidermis, córtex o floema